Los seres vivos tenemos diferentes mecanismos de sobrevivencia, uno de los más relevantes tiene que ver justamente con el Estrés… El estrés es beneficioso cuando nos previene de un peligro y nos pone en alerta… esa sensación de calor en todo el cuerpo cuando sentimos que alguien nos persigue no es otra cosa que sangre llegando a nuestras extremidades para correr… o atacar.

Sin embargo, cuando el estrés se transforma en algo permanente ese “estado de alerta” se mantiene todo el tiempo y las hormonas como el cortisol y la adrenalina vienen a invadir nuestro organismo.

El cortisol es el máximo enemigo de la hormona oxitocina, esta última es una hormona más bien tímida, sensible, pero cuando nos invade lo hace con mucha fuerza, como cuando damos un abrazo de oso, un beso o hacemos el amor. Esta misma “hormona del amor” es una de las claves para la lactancia, se encarga del reflejo de eyección de la leche, es decir, se encarga de hacer que la leche salga de los pechos.

Si el cortisol invade y el estrés desborda, es probable que tengas más dificultad para que tu leche salga del pecho, NO para producirla, recuerda la ley de oro en la lactancia “cuanto más succión, más producción”.

¿Qué hacer entonces? …  Aquí te dejo algunos consejos:

1.- NO MIRES LAS NOTICIAS MIENTRAS AMAMANTAS: Sobre todo en este tiempo de revolución nacional, donde la mayoría de las imágenes te producirán mucha inseguridad.

2.- COLOCA ALGUNA MÚSICA QUE TE GUSTE O UNA MÚSICA RELAJANTE: Intenta mantener el ambiente de casa lo más tranquilo posible.

3.-SI HAY HERMANITOS/AS: En caso de que hayan más hermanitxs, será todo más complejo, pero con tareas compartidas y familiares y amigos conscientes todo será más fácil. Pide ayuda para ocuparse de ellxs la mayor parte del tiempo, y recuerda explicarles lo que está sucediendo (en un tono amable y con palabras simples que ellos puedan entender, no los expongas a ver la tele y mucho menos contarle detalles de lo que ocurre). Eso generará que les baje la ansiedad.

4.-PIDE MASAJES O REGALONEO: Recuerda que la Oxitocina se secreta cuando sentimos placer.

5.-CONÉCTATE CON TU BEBÉ MIENTRAS AMAMANTAS: Y cuando digo conéctate, me refiero a acariciar, oler, hablarle, contarle lo mucho que lo/a amas.

6.- CONVERSA CON UN ADULTO DE TU ANGUSTIA Y/O SENTIMIENTOS: Conversar con alguien y liberar emociones hace que puedas descargar un poco la emocionalidad y luego sentirte más aliviada.

7.-Y POR ÚLTIMO, SIGUE PONIENDO A TU BEBÉ AL PECHO A LIBRE DEMANDA, SIN TIEMPO, SIN HORARIOS, SIN RELOJ. CONFIA EN TI, CONFÍA EN TU BEBÉ, CONFÍA EN TU PAREJA Y/O FAMILIA.

Autor: Laura Sánchez – Enfermera Asesora de Lactancia – Mater Luna

Abrir chat