Lo que leí por ahí...

Hace poco tiempo leí en un artículo publicado en Facebook, que decía algo así como que el Instinto Materno no existía, que era una invención patriarcal y que la Maternidad era una construcción psicológica… Que lo seres Humano no funcionamos bajo instinto y que somos excepcionalmente racionales…

La verdad, entiendo que ese blog se refería más bien al «Reloj Biológico», cuando decimos: «me bajó el instinto materno, quiero ser Mamá»… En ese tipo de Instinto NO CREO PARA NADA. Sin embargo quise darle una vuelta más a este tema, ¿Qué pasa con el cerebro de la Madre que ya tuvo a su bebé’, ¿tiene un instinto materno desarrollado?, ¿Puede comunicarse con su cría más allá de lo racional?

Este texto deriva de mi empedernida búsqueda de información y por supuesto de mi propia creencia y experiencia.

Partamos por la base. Los seres humanos hemos sobrevivido millones de años gracias al Instinto. 

La palabra instinto se define en la RAE como: «Impulso natural, interior e irracional que provoca una acción o un sentimiento sin que se tenga conciencia de la razón a la que obedece» (segunda acepción). 

Por lo tanto, es fácil derribar la afirmación de que los seres humanos somos 100% racionales. Los seres humanos tenemos un cerebro tan complejo como perfecto y en una parte de él se encuentra lo que llamamos tronco encéfalo, en él se ubican todas nuestras funciones básicas: Respirar, Comer, Reproducirnos, Pujar. Y también se encuentra el «instinto», eso que nos hace correr cuando sentimos un ruido extraño o atacar si estamos en peligro… eso es INSTINTO. Porque no es una acción racionalizada ni voluntaria, es innata. 

También existe otra parte que se llama «Corteza Cerebral», esta parte se ocupa de todas las actividades aprendidas socialmente, es una zona racional, controla nuestros impulsos.

Gracias a esta estructura hemos sobrevivió por siglos. 

A que nos referimos cuando hablamos de Instinto Materno

¿Te has dado cuenta que las madres, generalmente, son las únicas que entienden lo que dice su bebé? Algo así como: 

-Bebé: «ete mim o buuu»

-Cualquier persona: No entiendo lo que me pide el bebé

-Mamá del bebé: ¡Ah! te está diciendo que quiere que le prestes tu celular.

Otro ejemplo:

Muchas mujeres se despiertan 5 minutos antes que lo hagan sus bebés… Algo así

Mamá: El bebé, algo necesita el bebé

Papá (presente, activo, y consciente) : Está durmiendo bien, no la despiertes.

Mamá: Es que sentí que…

Bebé: ¡¡waaaaaah!!! 

A esto es a lo que llamamos instinto materno y te lo explicaré más abajo desde la Biología.

Cambios Neurobiológicos en el Cerebro de una Gestante y una Puérpera 

Durante la Gestación nuestro cerebro se comienza a preparar para » ser madres» y algunas regiones del cerebro se afectan. Se desactiva la corteza cerebral y se activan las regiones cerebrales que permiten que una madre haga múltiples tareas para satisfacer las necesidades del bebé, ayudarla a empatizar con el dolor y las emociones de su bebé y regular cómo responde a los estímulos o las amenazas percibidas, para proteger a su bebé.

Según un Estudio de la Universidad de Rennes en Francia… «Cuantos más cambios cerebrales experimentaron las madres, más alto puntuaron en medidas de apego emocional a sus bebés, un hallazgo que se hizo eco de estudios anteriores. Y los cambios en la mayoría de las regiones cerebrales se mantuvieron dos años más tarde»

Los escáneres cerebrales parecían validar el cambio rápido, pronunciado y duradero en las madres… 

(Texto sacado de Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal)

Debemos normalizar el Instinto Materno para hacerlo saludable.

Al revisar una variedad de estudios, Pawluski y sus coautores escribieron en un artículo de 2016 que, como período de desarrollo, el embarazo es tan formativo como la pubertad. “En condiciones saludables, el cerebro femenino se transforma en un mecanismo motivado y materno”, escribieron.

Una vez que las mujeres estén al tanto de los cambios a nivel cerebral, físicos y hormonal, podrá reconocer en ella todos estos procesos. Y por fin, la gestante dejará de pedir disculpas por lo sensible que está… y la Madre Puérpera dejará de sentirse mal por despertarse 50 veces en la noche a verificar que su bebé está respirando. 

Fuente: Laura Sánchez – Mater Luna

Fuente: Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal

Abrir chat