¡Hola! Hoy quiero escribirles sobre la principal razón por la que las mamás en chile no continúan con la lactancia materna exclusiva (LME) e introducen fórmulas antes de los 6 meses.


La mayoría de las gestantes tienen claro que desean dar LME hasta los 6 meses y en complemento con otros alimentos hasta que el bebé y ella lo decidan, la mayoría está convencida antes incluso de la llegada de sus bebé que desean amamantar y eso es hermoso, porque estamos dando el primer gran paso… Retomar la lactancia materna como un acto natural y beneficioso para la diada y de paso para toda la familia y sociedad.

Sin embargo, la realidad es un poco diferente, llegado nuestro bebé en brazos la lactancia muchas veces no es cómo lo esperábamos, duele, pareciera que el bebé rechaza, llora, se queja, se despierta mil veces a mamar y se aprieta el pecho verlo llorar pensando que es porque no tenemos suficiente leche… Es por eso que muchas mamás deciden que, antes de verlo/a sufrir, mejor introducir Fórmula Láctea. Con un sentimiento de frustración terrible, que nos afecta directo al orgullo de mamá.


Un 43% de las mamás en chile no continúa con la LME hasta los 6 meses y cuando se les consulta por la razón, un 27% de ellas afirma que es porque «el bebé quedaba con hambre» y un 15% lo hace porque «tuvo problemas de mama o pezón»… Un 5% lo hizo porque creía que no producía suficiente leche, y otro 5% lo hizo por «consejo de familiares«… Es decir, más de la mitad de estas situaciones se pudieron haber evitado si la madre hubiese recibido el apoyo y la información a tiempo.


Las mujeres tenemos el poder de gestar, parir y alimentar a nuestras crías de forma perfecta, si ¡perfecta!… La leche que produces es perfecta para ese bebé en especial y nadie te puede decir lo contrario (a menos que exista un problema real de hipogalactia, que son los menos y las patologías que lo producen son de conocimiento previo de la madre). Si estás pasando por esta etapa, si te estás sintiendo insegura, busca apoyo e información, participa en algún GALM cercano a tu comuna, busca una asesora de lactancia…  No te quedes en el llanto y la frustración, busca apoyo. Y en el caso que hayas pasado por esto, y debiste introducir un biberón para tu paz mental y para dejar de ver llorar a tu bebé, no te culpes y no dejes que nadie lo haga… Porque hay que estar en los zapatos de una mamá que ve llorar a su cría. Siempre digo que es mucho mejor un biberón dado con amor y ternura que una teta dada con rechazo, dolor y frustración.

 

Fuente: Informe ENALMA (Encuesta Nacional de Lactancia Materna en la Atención Primaria). Año 2013

Autor del post: Laura Sánchez- Enfermera Asesora de Lactancia – Mater Luna

Abrir chat